Jimmy López estrena su Primera Sinfonía

El compositor peruano Jimmy López está en España para presenciar el estreno mundial de su Primera Sinfonía en cuatro movimientos llamada Los trabajos de Persiles y Sigismunda, inspirada en la novela homónima de Miguel de Cervantes.

Serán tres funciones (empezando este viernes y continuando el sábado y domingo) en homenaje a la más grande figura de la literatura española, en el año en que se cumplen cuatro siglos de su fallecimiento. La interpretación estará a cargo de la Orquesta Nacional de España bajo la dirección de David Afkham.

Esta obra también tendrá su estreno americano en las próximas semanas, durante el Festival Cervantino realizado en Guanajuato México.

-> Jimmy López conversó con nosotros a inicios de este año sobre esta Sinfonía y su primera ópera Bel Canto, puedes leer la entrevista aquí <-

Aquí también compartimos la nota de López sobre la estructura musical de su Primera Sinfonía.

“Durante mi adolescencia, Don Quijote de Cervantes se convirtió en una de mis obsesiones personales. Su manejo del idioma español, su ingenio y sentido del humor siempre resultó irresistible para mí. Leí y releí la novela varias veces, siempre con lápiz y papel en mano, hasta el punto de que mi bastante pesado cuaderno terminó virtualmente sin una página libre. Por esta razón, me resulta muy gratificante ser parte de las celebraciones del cuarto centenario de la muerte de Cervantes. Coincidentemente, este año también se cumplen 400 años de la publicación de Los Trabajos de Persiles y Sigismunda, la última novela del gran escritor español que completó solo unos pocos días antes de su muerte y en cuyo prólogo escribe proféticamente: “¡Adiós, gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando verlos pronto contentos en la otra vida!”.

Los cuatro movimientos de este trabajo corresponden a los cuatro libros que conforman la novela, a través de los cuales los dos protagonistas principales se encuentran con innumerables personajes en su peregrinaje de las congeladas tierras escandinavas a Roma. Persiles y Sigismunda, dos nobles escandinavos, se hacen pasar por hermanos a lo largo de la novela, ocultando su verdadera identidad y romance, que solo se consuma cuando se unen en matrimonio en Roma y besan los pies del Sumo Pontífice. Una historia de esta magnitud necesita un tratamiento épico, por lo que me decidí a escribir una sinfonía, un tipo de composición orquestal históricamente más ambiciosa y capaz de albergar en su interior todo un universo de temas y motivos musicales que se transforman otra vez durante sus varios movimientos.

Pese a que está basada en la novela, esta sinfonía es una obra musical abstracta que tiene su propia lectura, por tanto ir a la novela no es un requisito para disfrutar de ella. Por otra parte, no he intentado describir los sucesos que ocurren en la novela en un orden cronológico estricto; mi intención ha sido transmitir el espíritu, la grandeza y el humor contenido dentro de cada uno de sus cuatro libros. Por lo tanto, esto no es un poema sinfónico, ni tampoco utilizo elementos musicales de los países contemplados en la novela o estilos musicales contemporáneos a Cervantes. Es, en definitiva, una lectura personal de un compositor que se ríe, disfruta y se aflige con Cervantes. Un compositor que además de ser de América del Sur, es ante todo cosmopolita; porque además de mi país natal, Perú, también he vivido en Finlandia, Francia y los Estados Unidos.

La mayor parte de mi catálogo se compone de obras instrumentales y entre ellas, las composiciones orquestales ocupan un lugar muy destacado. Esta es la razón por la que escribir una sinfonía fue un paso natural y necesario para mí, un paso que yo no habría sido capaz de tomar hace solo cinco años, considerando que la construcción de una sinfonía es una tarea enormemente compleja. Los sinfonistas que yo admiro son los que “economizan” en el uso de su material, pero al mismo tiempo logran explotar todo su potencial. Idealmente, la sinfonía es para mí un organismo autosuficiente que nace a partir de una sola célula, que crece y se desarrolla para alcanzar grandes proporciones y provee de una sólida estructura en la que todos los elementos esenciales están estructuralmente relacionados entre sí. Esta unidad subyacente coexiste con la diversidad melódica, rítmica, armónica, de motivo y tímbrica y es precisamente esta cualidad la que le da a la sinfonía su carácter de universo autosuficiente.

Los Trabajos de Persiles y Sigismunda: Sinfonía en Cuatro Movimientos inicia con su más amplio movimiento en el cual me he aventurado a regiones inexploradas anteriormente. El segundo movimiento tiene la calma de la naturaleza y los instrumentos de viento alcanzan la prominencia, llevando este movimiento a caminos melódicos. El tercer movimiento es festivo y el carácter es latinoamericano; utilizo ritmos e instrumentos de esta región como las maracas y el bongó. El cuarto y último movimiento nace de un tema inquietante que domina la primera parte y conduce, finalmente, a un breve resumen en el que se citan todos los movimientos anteriores, no literalmente, sino bajo el velo de la propia aura musical de este cuarto movimiento. Hacia el final, el tema principal alcanza su punto culminante, que es a su vez el punto culminante de toda la sinfonía, después de lo cual volvemos al tema de apertura y finalmente culminamos con toda la orquesta en completo vigor y plenitud.

Mi sincero agradecimiento a Félix Alcaraz Vellisca y la Orquesta y Coro Nacionales de España por esta comisión, asimismo al Festival Internacional Cervantino por ofrecer el marco ideal para la concepción de esta pieza. Las primeras sinfonías son un paso importante en la carrera de cualquier compositor, y es por eso que estoy encantado de que el estreno mundial haya sido encargado al genial David Afkham y los excelentes músicos de la Orquesta Nacional de España”

-Jimmy López
Compositor

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

%d bloggers like this: