En memoria de Dmitri Hvorostovsky

Dmitri Hvorostovsky al final de Il Trovatore (Fotografía: Marty Sohl / Met Opera)

Dmitri Hvorostovsky al final de Il Trovatore (Fotografía: Marty Sohl / Met Opera)

Por Pablo Macalupú-Cumpén (@PabbloMC)

“Si él canta como lo hizo en esta ocasión, tendrá el mundo a sus pies”, escribió en abril de 1989 Martin Bernheimer, crítico musical de Los Angeles Times. Dmitri Hvorostovsky había llegado junto a Irina Arkhipova y otros solistas para un recital en el Wilshire Ebell de Los Angeles. La sala estuvo casi vacía, Bernheimer renegó por ello, pero su frase auguró que pronto se podía escuchar más sobre aquel joven barítono de 26 años que lo impresionó.

El año anterior, Hvorostovsky había ganado una competencia de canto en Toulouse, Francia, y meses después de aquel recital en Estados Unidos llamó la atención internacional al ganar la BBC Cardiff Singer of the World Competition, en un peculiar duelo de titanes con su colega Bryn Terfel.

Dmitri Hvorostovsky y su abuela (Fotografía: Archivo personal de la familia Hvorostovsky)

Dmitri Hvorostovsky y su abuela (Fotografía: Archivo personal de la familia Hvorostovsky)

Llegar hasta ese punto no fue fácil. Aunque se había formado desde pequeño en piano, estuvo involucrado en su adolescencia en pandillas callejeras y empezó a consumir bebidas alcohólicas como el vodka. Sin embargo a los 16 años ingresó al conservatorio de Krasnoyarsk, su tierra natal, para aprender todos los secretos del canto, entre ellos su característico control de la respiración. De manera independiente, con grabaciones antiguas y mucha disciplina, estudió la tradición italiana de canto (bel canto), algo que no se enseñaba en la desaparecida Unión Soviética en plena Guerra Fría.

Todas esas cualidades interpretativas quedaron en evidencia en Cardiff, motivo por el cual se impuso ante Terfel, el favorito “de la casa”.

Aquí Hvorostovsky canta las arias de Rodrigo (Don Carlo, de Verdi) en la BBC Cardiff Singer of the World Competition, 1989.

Dima, como lo conocían sus amigos, ganó reconocimiento internacional muy rápido. Tal como lo había anunciado Bernheimer a finales de los ochenta, con su imponente voz Hvorostovsky consolidó su carrera como intérprete de repertorio ruso y verdiano. El público aclamaba sus interpretaciones del Conde de Luna (Il Trovatore), Rigoletto, Simon Boccanegra, Rodrigo (Don Carlo), Germont (La Traviata). Y en ópera rusa, su Eugene Onegin ha quedado como una referencia en la actualidad.

Dmitri Hvorostovsky y Renée Fleming cantando el final de Eugene Onegin, de Tchaikovsky, en la Metropolitan Opera House de Nueva York.

Su brillante carrera, no obstante, sufrió un revés cuando a finales de mayo de 2015 le diagnosticaron un tumor en el cerebro. Hizo pruebas tanto en Moscú, Londres y Nueva York. Los temores se incrementaron, pero empezó rápidamente un tratamiento de radioterapia.

“No tenía fuerzas, ni emociones, ni deseos” al terminar cada sesión, declaró Hvorostovsky en una extensa entrevista para la agencia rusa de noticias TASS (ITAR-TASS) realizada en noviembre de 2015. Ahí, el barítono siberiano se llamaba “fatalista por naturaleza”; sin embargo, reconocía que la enfermedad no le enseñaba nada nuevo sobre la vida porque ya había aprendido que “cada pequeño momento es precioso”. Por esa razón no quería perder tiempo ni siquiera para escribir sus memorias en un diario, como le habían recomendado algunos allegados.

De aquellos primeros meses, quedan muchos recuerdos para los amantes de la ópera. Uno de ellos ocurrió al finalizar la primera función de Il Trovatore, el 25 de septiembre de 2015. Todos, incluido el director Marco Armiliato, estaban sobre el escenario saludando al público; de pronto, el italiano lo empuja hacia delante y las rosas blancas empiezan a caer desde el foso de orquesta de la Metropolitan Opera House. “Miré hacia mis compañeros. Anna Netrebko, Marco Armiliato y los demás estaban aplaudiendo y ¡llorando! Recogí las rosas con mis manos temblorosas… es una muestra de reconocimiento de la orquesta del Met difícil de ver”, relató emocionado.

Así fue la ovación del público para Hvorostovsky en aquella función (en el minuto 3:10 puede ver lo que contó en la entrevista con TASS).

Debido al tratamiento, su agenda se fue reduciendo. Cada vez había menos funciones de ópera, solo algunos conciertos. En 2015, dijo que vivía “por lo que sucederá en breve”, aunque señaló que tenía proyectos para 2018 y 2019 en el Met y presentaciones con Annie Netrebko, como llamaba a su amiga, la diva rusa.

Su última gran actividad puede ser el lanzamiento de su primera grabación de estudio de Rigoletto, para el sello Delos, el pasado 10 de noviembre. La dirigió su amigo Constantine Orbelian (puedes escucharla al final de este texto).

Hvorostovsky en una de sus últimas presentaciones: Anckarström / Renato, de Un ballo in maschera, de Verdi (Fotografía: Web oficial de D. Hvorostovsky)

[Clic para ampliar] Hvorostovsky en una de sus últimas presentaciones: Anckarström / Renato, de Un ballo in maschera, de Verdi (Fotografía: Web oficial de D. Hvorostovsky)

Tras casi dos años y medio de lucha, Hvorostovsky murió el miércoles 22 en Londres, la ciudad en la que se había establecido con su esposa y sus pequeños hijos.

Sus restos ya llegaron a Moscú. Este lunes habrá un homenaje en memoria de Dmitri en el Tchaikovsky Concert Hall. Después, su cuerpo será incinerado y las cenizas quedarán en dos cofres, uno estará en el cementerio Novodévichy de Moscú, en el que están los personajes más ilustres de Rusia; y el otro irá a Krasnoyarsk, en Siberia del Este, su querida tierra natal.

La familia de Hvorostovsky ha agradecido las muestras de aprecio de aficionados de todo el mundo y, en lugar de flores, ha pedido donar su voluntad a la Cancer Research UK, una organización dedicada a la investigación de esa enfermedad. Al cierre de este texto se ha recaudado 7,840.40 libras esterlinas, es decir, más de 33,800 soles o 10,442 dólares. Puedes hacer tu aporte aquí http://bit.ly/DHVCancerResearch.

Dima se fue un 22 de noviembre, Día del Músico. El viaje es eterno. Su voz también.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

%d bloggers like this: