Camello Parlante
Howard Arman (Foto: Astrid Ackermann)

[RESEÑA] Stabat Mater (Rossini), dirigido por Howard Arman

Stabat Mater (Rossini), dir Howard Arman
Stabat Mater (Rossini), dir Howard Arman.

La música sacra italiana tiene una característica particular respecto de otras escritas en naciones europeas de mayoría protestante. Podemos remitirnos a dos obras fundamentales y representativas -hay muchas más- de este repertorio: el Requiem de Giuseppe Verdi y el Stabat Mater de Gioachino Rossini. En su misa de difuntos, Verdi nos lleva a los límites del terror de saber qué pasará con el hombre después de la muerte y va del lamento a la plegaria y la incertidumbre de recibir el perdón eterno.

Expresividad similar se aprecia en el Stabat Mater de Rossini, que no es una misa de muertos, sino un himno poético, que es una suerte de reflexión sobre los sentimientos de la madre de Jesús ante la ejecución de su hijo.

En sus Divagaciones Rossinianas, el recientemente fallecido maestro Alberto Zedda explica muy bien las razones por las que el trabajo de los italianos se diferencia mucho del escrito por otros compositores de países de tradición protestante, por ejemplo.

“El hombre latino es poco amante de la meditación (…) su modo de comunicar con lo trascendente exige la participación activa, el diálogo encendido, la confrontación directa. Alegrías y penas no se consuman en recogimiento silencioso, sino que se expresan con gestos externos dictados por la necesidad de obtener una implicación colectiva. (…) No es muy diferente la actitud del músico latino que se acerca al tema religioso”.

En el Stabat Mater, Rossini aplica su sabiduría operística en varios pasajes de este trabajo y también vuelve a las técnicas de la polifonía e incluso del canto responsorial, muy usadas en siglos anteriores, para presentar una obra que está en el límite de lo sagrado y lo profano.

En el año en que se conmemora el 150 aniversario de la muerte de Rossini, Sony Classical ha lanzado un nuevo álbum del Stabat Mater, interpretado por la soprano Rosa Feola, la mezzo Gerhild Romberger, el tenor Dmitry Korchak y el bajo Mika Kares, acompañados por el Coro y la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera (Alemania) bajo la dirección de Howard Arman.

Esta nueva grabación destaca principalmente por el trabajo vocal tanto de los solistas como del Coro de la Radio de Baviera, cuyo director es Arman. Con su compleja aria Cujus Animam, el tenor ruso Dmitry Korchak da una gran lección de buen gusto al abordar este repertorio. Por su parte, el bajo finlandés Mika Kares sorprende en su aria Pro Peccatis con unos graves contundentes y una claridad en la dicción de cada una de sus intervenciones. La joven soprano italiana Rosa Feola también es un acierto en esta grabación con una emocionante interpretación del Inflammatus, aunque por momentos suena ligeramente cubierta por la orquesta. En tanto, la mezzo Gerhild Romberger, especialista en repertorio sacro, lied y música vocal de concierto es un gran complemento en el dueto con Feola (Qui est homo) y ofrece una gran versión de su cavatina Fac ut portem. Lo cierto es que páginas más intensas para mezzosoprano encontramos en la Petite Messe Solennelle del mismo compositor.

El coro hace un trabajo excepcional desde la sombría introducción hasta la compleja e impresionante fuga final, In sempiterna saecula. Arman conoce muy bien al conjunto que dirige permanentemente y esta grabación lo evidencia. En ese sentido, las dos partes a capella de esta grabación del Stabat Mater (Eja, mater para coro y bajo y Quando corpus morietur para soprano, mezzo, tenor y bajo), además de la conclusión, son un deleite para el oído, como quizá hubieran odiado los obispos más radicales del Concilio de Trento.

En un punto aparte tenemos el trabajo de la Orquesta de la Radio de Baviera que resulta un acompañamiento más que correcto, con momentos realmente bellos de parte de los instrumentos de viento madera y las cuerdas, aunque sin el arrojo de otros importantes registros recientes como el de Antonio Pappano (2010) o el de Alberto Zedda, grabado en 2011 con un tiempo mucho más lento, pero con gran intensidad, y que fue publicado póstumamente por el sello italiano Dynamic en 2017.

En suma, este Stabat Mater es un registro que se disfrutará a lo largo de sus 54 minutos de duración.

Escúchalo en Apple Music o Spotify

Pablo Macalupú-Cumpén

Pablo Macalupú-Cumpén

Lima, 1990. Fundador de CamelloParlante.com | Periodista musical y de asuntos internacionales. Trabajo en TV Perú y colaboro con la revista Caretas. Escribo en Camello Parlante desde 2007. He realizado investigaciones sobre medios de comunicación y prensa cultural.

Add comment

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.