Camello Parlante
Butacas de teatro

#Covid19: Artistas peruanos exigen al Ministerio de Cultura reformular acciones

La Red de Salas de Teatro y Espacios Alternativos del Perú, el Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú, el Movimiento Independiente de Artes Escénicas del Perú y la Red de Creadorxs y Gestroxs Culturales Independientes-Perú, articuladas en el espacio IterRedes, con otras 200 organizaciones, han manifestado, este martes al mediodía en conferencia de prensa, su disconformidad con las acciones del Estado frente a lo que han llamado #EmergenciaCultural.

En su pronunciamiento, los artistas y trabajadores del sector aseguran que las reuniones en el Ministerio de Cultura han sido consultivas, informativas o protocolares, pero no han sido vinculantes ni han recogido los planteamientos y necesidades de los diversos actores del ámbito cultural peruano. Entre sus pedidos, solicitan incluir a las artes y la cultura dentro del proceso de reactivación, siguiendo los protocolos de salud que protejan a todos los involucrados, incluida la audiencia.

Los lineamientos propuestos por estas agrupaciones culturales plantean el reinicio de operaciones en cuatro etapas. La primera consiste en la adecuación sanitaria y mantenimiento de las infraestructuras culturales, así como la creación y difusión de contenidos virtuales en alianza con el Estado. La segunda etapa contempla la realización de actividades a puertas cerradas (ensayos y prácticas profesionales sin público, retorno de creativos y gestores a las salas y espacios culturales, además de priorizar las actividades virtuales).

La tercera etapa propone reactivar el sector artístico en espacios públicos con distanciamiento social: primero, con actividades itinerantes y, luego, con actividades estacionarias en áreas abiertas (parques o canchas deportivas, por ejemplo). Finalmente, la última etapa sería la difusión presencial en espacios cerrados con actividades de programación en infraestructuras culturales con público y aforo limitado (50 %) y que se ajuste a la realidad de cada comunidad a nivel nacional.

Propuesta de reinicio de operaciones para el teatro en el Perú
Propuesta para el reinicio de actividades culturales y artísticas en el Perú (Fuente: Espacio InterRedes)

El protocolo planteado por los gremios culturales y artísticos contempla medidas sanitarias como el control de la temperatura, la desinfección de todo el personal, artistas, participantes y asistentes, la distancia social de 2,5 metros; la priorización de la venta de entradas y adquisición de programa de sala vía online; entre otras.

Solo en el teatro peruano se han cancelado 453 temporadas, que se traducen en 3239 funciones, 15025 entradas devueltas, S/344 919 devueltos en preventa y 4,5 millones de soles paralizados por cancelación de funciones. Mientras que el mapeo nacional del Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú calcula la suspensión de 8000 funciones y la Red de Salas de Teatro y Espacios Alternativos del Perú estima que se han perdido 4878 funciones respecto del 2019.

El pronunciamiento completo a continuación:

Pronunciamiento de trabajadoras y trabajadores
de las artes y las culturas del Perú

  1. Las trabajadoras y trabajadores independientes de las artes y las culturas del Perú nos encontramos actualmente articulando nuestras diversas redes, gremios y movimientos a nivel nacional, tanto por disciplinas como por territorios. En nuestra diversidad, reconocemos objetivos fundamentales en común que se traducen en el presente pronunciamiento.Quienes lo suscribimos, desarrollamos procesos y proyectos de creación, difusión, producción, pedagogía e investigación en diversos lenguajes y manifestaciones artístico culturales, los cuales se caracterizan por ser autogestionarios y por promover permanentemente espacios de reflexión, encuentro intercultural, de conservación de la memoria, de vínculo intergeneracional, construcción de valores y transformación social. El trabajo que realizamos favorece de manera integral al desarrollo humano y aporta decisivamente a sectores como educación, cultura, salud, medio ambiente, justicia y otros. Todo ello promueve principios de ciudadanía y convivencia democrática.
  2. Desde el inicio de la pandemia, hemos entregado reiteradamente al Ministerio de Cultura, propuestas para incorporar oportunamente a nuestro sector en el proceso de reactivación. Reconocemos que con el ingreso del nuevo Ministro de Cultura hubo cambios en el discurso público y apertura para la comunicación. Sin embargo, no observamos que esos cambios sean sustanciales en las estrategias de gestión para el salvataje integral y la reactivación de las artes y culturas. Por ello, insistimos en nuestra exigencia de reconocer oficialmente la Emergencia Cultural.Si bien en esta nueva etapa se han realizado diversas reuniones con el sector público, estas han sido prioritariamente de carácter consultivo, informativo y protocolar, por ello no las reconocemos como mesas de trabajo, porque no han sido de carácter vinculante ni han recogido nuestros planteamientos y necesidades fundamentales, por lo tanto, no han producido respuestas satisfactorias. En tal sentido reiteramos nuestra demanda de generar mesas de trabajo efectivamente participativas, que recojan inclusivamente los aportes de todo el sector, que tengan carácter vinculante y que respondan a la crisis de manera permanente.
  1. La respuesta del MINCUL a través del DU 058 (asignación de 50 millones de soles) fue tardía e insuficiente. Por ello, dado el ahondamiento de la crisis, se requiere una ampliación del presupuesto para cumplir los objetivos de amortiguamiento y reactivación del sector cultural de manera amplia, eficaz e inclusiva.Al suspenderse nuestros programas y procesos, las trabajadoras, trabajadores y organizaciones independientes que vivimos de nuestro trabajo, nos encontramos en estado crítico y de alta vulnerabilidad.
    La atención a esta situación extrema e inédita, requiere, como en el caso de otros sectores económicos del país, estrategias, políticas y recursos que respondan a la realidad actual y vayan más allá de los mecanismos burocráticos prepandemia.
  2. La realidad indica que los fondos concursables excluyen a un sector mayoritario que se encuentra en desventaja para acceder en igualdad de oportunidades a los procedimientos de participación. Consideramos insuficiente centrar la asignación de los recursos de amortiguamiento y reactivación en las redes oficiales del Ministerio de Cultura. No ponemos en cuestión el valor de los proyectos que integran dichas redes, sin embargo, la mayoría de trabajadoras y trabajadores de las artes y las culturas se encuentran fuera de este ámbito, sea por el difícil acceso a la información acerca de los procesos administrativos para participar, o por la existencia de opciones diversas que responden a visiones y misiones organizacionales que no se ajustan al modelo hegemónico de gestión de la cultura. Por otra parte, actualmente los concursos no cuentan con asesorías técnicas y capacitaciones oportunas y eficaces que permitan una participación igualitaria.Debe garantizarse la atención de la emergencia para las trabajadoras y trabajadores independientes que no acceden a los fondos concursables.
  3. Señalamos la debilidad de las funciones asignadas a la DDC que generan falta de fluidez e inoperancia para convocar a los colectivos, artistas y gestores independientes que no se encuentran en las redes oficiales del Ministerio de Cultura. Para revertir estos procedimientos demandamos que las DDC sean reestructuradas y trabajen de manera articulada con municipalidades y gobiernos regionales, designen personal competente, reciban lineamientos claros, capacitaciones y un monitoreo eficaz que garantice acciones de carácter verdaderamente descentralizado. El Ministerio de Cultura y las DDC carecen de un mapeo nacional, por ello es indispensable que se recoja la información que hemos generado las redes, gremios y movimientos artístico culturales.
  1. Dentro del proceso de reactivación, las artes y las culturas deben ser revaloradas y los espacios e infraestructuras culturales preservados. Hemos entregado oportunamente documentación con propuestas concretas de protocolos, con planes de acción diseñados por artistas, especialistas, arquitect@s y urbanistas. Demandamos una mesa de trabajo para incorporar dichos planteamientos y definir participativamente los criterios acerca de los protocolos para el uso de espacios públicos e infraestructuras culturales, salas y espacios alternativos. La reactivación de dichos espacios es una alternativa viable para ofrecer a la colectividad el derecho de acceder a las artes y las culturas, respondiendo al mismo tiempo a la necesidad de recuperar alternativas y espacios de trabajo y autosostenimiento para nuestro sector.
  2. Luego de 120 días de crisis y entrega constante de propuestas, los trabajadores y trabajadoras independientes de las artes y las culturas hemos decidido realizar acciones artísticas articuladas y en concordancia con las normas sanitarias con el compromiso de cuidado colectivo. Seguiremos luchando por los derechos culturales, sociales y económicos que nos corresponde ejercer.Reafirmamos nuestra disposición de diálogo y solicitamos una mesa de trabajo permanente para atender los puntos mencionados anteriormente:
    • Declaración oficial de Emergencia cultural.
    • Asignación de fondos adicionales y nuevos enfoques para los objetivos deamortiguamiento y salvataje de nuestro sector acorde con la magnitud real de la emergencia, considerando la situación pospandemia y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo.
    • Incorporación de nuestros planteamientos de protocolos en el plan de reactivación, de manera transversal e intersectorial.
    • Reestructuración de las DDC para un funcionamiento eficiente, participativo, inclusivo y verdaderamente descentralizado.
  3. Frente a las crisis, nuestra capacidad de resiliencia nos impulsa a generar respuestas creativas y organizativas para el bien común. Se ha abierto una oportunidad histórica para que el Estado reconozca la trascendencia de las artes y las culturas y las integre transversalmente a todos los sectores y políticas de desarrollo. Invitamos al Ministerio de Cultura a asumir esta tarea ineludible.

Red de Salas de Teatro y Espacios Alternativos del Perú

Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú

Movimiento Independiente de Artes Escénicas del Perú

Espacio InterRedes de creadorx y gestores culturales Perú

El pronunciamiento en su documento original y firmado disponible aquí.

Pablo Macalupú-Cumpén

Pablo Macalupú-Cumpén

Lima, 1990. Fundador de CamelloParlante.com | Periodista musical. He trabajado en TV Perú, colaborado con la revista Caretas y radio Filarmonía. Escribo en Camello Parlante desde 2007. He realizado investigaciones sobre medios de comunicación y prensa cultural. Hago una maestría en musicología en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Add comment

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.